gps_yate

Estudiantes de la Universidad de Texas guiados pro el profesor Todd Humphreys transmitieron señales falsas de GPS a un yate de 80 millones de dolares, con el consentimiento de la empresa dueña del yate y del Capitán.

Los estudiantes con un equipo de US$ 2.000 lograron confundir el GPS del yate haciendo que se desvíe de su ruta en tres grados. La señal enviada por los satélites de uso civil no viene encriptada por lo cual les fue fácil simular ser un satélite y enviar una señal falsa desde sus equipos instalados por el equipo de estudiantes a bordo del yate. En el puente no hubo ninguna alarma y el GPS de navegación mostró en todo momento buena señal de GPS.

Esta demostración no se había realizado antes y pone en evidencia lo fácil que es confundir a los equipos GPS con señales falsas de satélites, solo basta tener una linea visible con el objetivo que se quiere atacar.

Fuente: arstechnica.com